ECONOMIA

Enrique Galván Ochoa: Dinero

Tumbarían anoche fondos a la Corte del caviar // Nearshoring: inversiones por 20 mil millones de dólares // La musa de Juan Rulfo

Foto

▲ En su mayoría haitianos, migrantes tiraron la valla de rejas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) en Tapachula, en demanda de un documento que les permita regularizar su estancia en el país y continuar hacia Estados Unidos.Foto Cuartoscuro

D

esde tiempos inmemoriales las cosas funcionaron así: el Presidente de la República en turno designaba a los ministros de la Suprema Corte de Justicia y éstos obedecían sus órdenes. Por su lado, el Congreso los engordaba con presupuestos generosos. La justicia se corrompió, los tribunales quedaron al servicio de los poderosos. Un caso histórico es el del anatocismo, ventilado en la Corte en 1998. Autorizó el cobro de intereses sobre intereses a favor de los bancos y en contra de sus clientes. Las cosas pudieran comenzar a cambiar. Con el voto a favor de los legisladores marcelistas, la Cámara de Diputados se aprestaba anoche a recuperar a favor de los contribuyentes mexicanos los misteriosos fideicomisos del Poder Judicial. Se trata de 15 mil millones de pesos.

Patè de foie y caviar

En la junta previa de la Comisión de Hacienda salió a relucir un dato inaudito: ministros, magistrados y jueces seguramente comen todos los días patè de foie y caviar porque gastan ¡400 millones de pesos! en alimentos cada año. Supuestamente tienen acceso a esa partida más de mil empleados, pero en la práctica sólo los machuchones son los beneficiados. No los trabajadores, desde luego, del nivel inferior del escalafón, algunos de los que fueron a protestar a las afueras de San Lázaro. Los 80 mil millones de pesos del presupuesto anual que maneja la estructura judicial que preside la ministra Norma Piña son para goce de la élite. Viene un choque nunca visto entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, por un lado, y el Judicial por el otro. Llama la atención que cuando fue destruida una imagen de la ministra Piña se levantaron muchas voces de protesta, pero callaron cuando prendieron fuego a un Amlito.

Nearshoring

El diputado regiomontano priísta Idelfonso Guajardo, secretario de Economía del intocable Enrique Peña Nieto, pasa por una mala racha. Aspiró a ser candidato presidencial del Frente Amplio, pero tuvo que bajarse por falta de apoyos. Como premio de consolación lo hicieron director de vinculación internacional. Ahora intentó cuestionar al subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, con el mito de que los estímulos a la industria que ha implementado el gobierno federal para impulsar el nearshoring van en contra de las reglas del T-MEC. Yorio le explicó que se han emitido dos disposiciones con incentivos fiscales y ninguna viola lo establecido en el tratado comercial. Pensamos que este decreto podría tener un impacto de inversión de alrededor de 20 mil millones de dólares adicionales a los que se han detectado por anuncios oficiales de las empresas. Pensamos que el crecimiento de México está en línea con lo que hemos observado, dijo Yorio. Guajardo la dejó de ese tamaño.

Ombudsman Social

Lo sucedido en el Borrego Viudo no es nada nuevo, que le pregunten a Xóchitl Gálvez de cuando en abril de 2017 apoyó a los invasores auspiciados por la Unión Tepito o a Miguel Mancera, cuando su gobierno apoyó a estos delincuentes para robarle el negocio a su legítimo propietario, don José Villagrana. Con que investigaran un poco se darían cuenta de que la Unión Tepito maneja ese negocio, por eso son intocables. La fiscalía de la ciudad debe investigar, pero lo dudo.

Cesar Gutiérrez Priego M.R.

R: El establecimiento fue clausurado. Está en proceso la confirmación en su cargo de la fiscal Ernestina Godoy. Es un buen momento para que se comprometa a atender ese asunto.

Twitterati

aconteció hace cuatro días pero lo hemos conocido hoy. Ha fallecido Clara Aparicio, la musa y esposa de Juan Rulfo, a quien dedicó más de 80 cartas, editadas posteriormente en el libro Aire de las colinas. El universo del escritor mexicano seguía hasta ahora vivo en el recuerdo y la vida de Clara: He aprendido a decir tu nombre mientras duermo. Lo he aprendido a decir entre la noche iluminada. Lo han aprendido ya el árbol y la tarde… y el viento lo ha llevado hasta los montes y lo ha puesto en las espigas de los trigales. Y lo murmura el río.

Juan Rulfo a Clara Aparicio

@literlandweb1

Twitter: @galvanochoa

Facebook: @galvanochoa

Correo: galvanochoa@gmail.com

Fuente de la Nota: Enrique Galván Ochoa: Dinero

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button