INTERNACIONAL

El peronismo se recupera en Argentina con Sergio Massa

Unión por la Patria se impone en 13 provincias // Milei no supera la cifra que alcanzó en las primarias // Nuevo mapa electoral tras la primera ronda

Foto

▲ Un trabajador del ministerio argentino de Economía sostiene un cartel de Sergio Massa, titular de la cartera y candidato a la presidencia por el oficialista Unión por la Patria, ayer en Buenos Aires.Foto Afp

Stella Calloni

Corresponsal

Periódico La Jornada
Martes 24 de octubre de 2023, p. 26

Buenos Aires., El triunfo de Sergio Massa, candidato a la presidencia por el oficialista Unión por la Patria (UP), sorprendió el domingo, a sólo dos meses de las elecciones primarias del 13 de agosto, al alcanzar 37 por ciento, es decir, más de 9 millones de votos en todo el país, a lo que se añade el rotundo triunfo que permitió la relección del gobernador de la provincia de Buenos Aires, el también peronista Axel Kicillof, con más de 46 por ciento y una diferencia de 20 puntos con sus rivales más cercanos.

Se trata de la provincia más grande del país, la más importante electoralmente, y se registra un avance en todo el territorio nacional, obteniendo en algunas provincias más de 50 por ciento de votos, incluso donde ganaron gobernadores de Juntos por el Cambio, la mayoría de ellos pertenecientes al centenario partido de la Unión Cívica Radical (UCR), aliado con la derechista Propuesta Republicana (Pro) creada por el ex presidente Maurico Macri (2015-2019).

El oficialismo recuperó provincias y distritos en todo el país, y en especial en la provincia de Buenos Aires, imponiendo un nuevo mapa esperanzador pero con dificultades extremas, como se advierte en estas horas. El peronismo entiende que es muy difícil el camino a recorrer, pero ha recuperado más de 3 millones de votos, con lo cual va a una segunda vuelta con el candidato de La Libertad Avanza (LLA), que encabeza Javier Milei, quien no logró superar la cifra de 29.90 por ciento lograda en las primarias, cuando en realidad encabezó el virtual empate donde superaba en un punto a la derechista Coalición Juntos por el Cambio (JC), cuya candidata a la presidencia era Patricia Bullrich, y con dos puntos al oficialista Unión por la Patria.

La aparición en escena de Milei en las primarias fue suficiente para que la prensa local y extranjera, que depende abiertamente del poder hegemónico mundial, convirtiera a un personaje payasesco como la figura política más importante del país, que había arrasado en las internas. En realidad es lo que hay detrás de Milei lo que preocupa.

Dentro de cuatro semanas el oficialismo disputará la segunda vuelta con LLA, que ni siquiera logró conformar un partido político, lo que significa que lo que propone Milei –quien se reconoce como un libertario anarquista cuando no es ni lo uno ni lo otro–, para un probable gabinete, es un entramado de personas, personalidades e incluso de quienes pagaron altas sumas de dinero para aparecer en las listas libertarias y ocupar un cargo, sin pasar ni siquiera por alguna experiencia política.

Esta es la realidad, también ligada a extremos nunca vistos en el país, ya que la historia de Milei como economista y a la vez un creyente que recurre a videntes que lo comunican con su perro Conan, que está muerto y al que pide consejos ante las nuevas exigencias políticas como él mismo confiesa públicamente. Incluso hizo clonar a Conan y ahora es dueño de cuatro hijos de su consejero político, a los que llama sus hijos de cuatro patas.

Esto no es algo oculto. Lo ha dicho con la convicción de que esta historia es razonable para él, y su hermana Karina, vidente y consejera del candidato. Ella es quien lo acompaña en cada momento, y toma las decisiones y sería la primera dama, de llegar a la presidencia su hermano.

Es difícil para un periodista escribir esta historia, por supuesto que supera todo lo que se considera realismo mágico de nuestra región, pero es bueno recordar que en el equipo de campaña de Milei figuran quienes lanzaron al mercado al capitán Jair Bolsonaro en Brasil, lo que fue conocido en todo el mundo.

De hecho, el domingo, junto a Milei, estaba el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del ex presidente de Brasil, con otros personajes de la ultraderecha regional. También recibe los aportes y consejos de las iglesias pentecostales, que fueron claves para difamar mediante el manejo de las redes al actual presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado sin causa alguna, para impedir que, como era evidente, triunfara en las elecciones.

El polémico y grotesco Bolsonaro viajó a Israel para bautizarse como evangélico en el río Jordán, a partir de lo cual añadió a su nombre Jair el de Mesías Bolsonaro, siempre destacando su estrecha relación con el gobierno de Israel. Como se conoce mundialmente, su amigo Milei ha atacado furiosamente al papa Francisco amenazando con romper las relaciones con el Vaticano y mudar la embajada argentina a Jerusalén, entre otros objetivos que espera alcanzar si llega al gobierno.

Sus anuncios son más que atemorizantes, entre ellos rescatar los tiempos de la pasada dictadura militar en Argentina (1973-1983). Hay que destacar que su candidata a vicepresidenta, Victoria Villarruel, no sólo es familiar de militares represores, sino defensora activa de las acciones y crímenes de lesa humanidad cometidos en esos años.

Milei, quien disputará la presidencia con Sergio Massa en segunda vuelta, en las últimas horas atacó con la exaltación que lo caracteriza a la UCR, que fue clave en la coalición Cambiemos, ahora Juntos por el Cambio.

Luego de ofrecer cargos a los militantes de Pro, incluyendo a Macri, Milei se refirió con insultos al ex presidente Raúl Alfonsín, la figura más importantes de la UCR. Más aún, en estos momentos el radicalismo comenzó a desprenderse de Juntos por el Cambio, ya que es evidente cómo Macri los utilizó mediante la cooptación de una dirigencia que se considera traicionó los principios de ese partido centenario.

En las últimas elecciones en las provincias ganadas por Juntos por el Cambio fueron en realidad elegidos en todos los casos candidato radicales. A esto se agrega que la UCR esperaba que el candidato a la presidencia de Juntos por el Cambio este año fuera un dirigente del radicalismo. La negativa de Macri fue la gota que rebasó el vaso, que quedaría vacío, ya que el Pro sin los radicales no existe como partido político y menos aún en estos momentos.

Entre otros elementos a tener en cuenta es que Unión por la Patria no puede dejar pasar una situación de grave violación a las reglas democráticas de un país como Argentina, ya que Milei ha admitido ante la prensa al responder a una pregunta periodística sobre el financiamiento de su partido, que la ayuda provenía de Estados Unidos e Israel. Esto significa injerencia externa que viola todas las normas, lo que se suma a los anuncios apocalípticos del libertario, anulando los derechos de los pueblos y los derechos humanos.

Lo cierto es que el próximo 19 de noviembre Milei se enfrentará a un Massa fortalecido que además se impuso en 13 provincias y arrasó en la de Buenos Aires, en el populoso conurbano, donde sólo perdió en dos distritos. Además, recupero votos en Santa Fe y Córdoba, revirtiendo los resultados de las primarias en importantes provincias como Entre Ríos, Corrientes Tucumán, Río Negro, La Pampa, La Rioja, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Son variadas las situaciones creadas en estas pocas horas que han transcurrido desde el triunfo de Unión por la Patria, así como los peligrosos obstáculos que debe superar el gobierno actual, frente a la situación mundial y a la guerra económica que sufren Argentina y los países de toda la región, hoy como nunca en la mira de Estados Unidos y sus aliados.

Fuente de la Nota: El peronismo se recupera en Argentina con Sergio Massa

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button