MÉXICO

Ante rapiña y fallas, el Ejército intenta tomar el control para ayudar en Acapulco

Ante la devastación que dejó el huracán “Otis” en Acapulco, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que las Fuerzas Armadas ya están ahí para auxiliar a las personas afectadas.

El Mandatario negó la ausencia de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Nacional ante el saqueo de comercios en Acapulco. “Es que había una situación de emergencia de desorden, de caos, de mucha incertidumbre, miedo, todo esto que sucede cuando hay una tragedia de estas dimensiones, fue muy fuerte el impacto del huracán”, dijo.

Admitió que en algunos lugares la gente realizó “actos de saqueo” porque “era la emergencia”.

Flora Contreras Santos, un ama de casa de una zona humilde a las afueras de Acapulco, iba de soldado en soldado contando su historia de desdicha: Una ladera se derrumbó sobre su casa de techo de lámina y la fuerza del lodo y del agua arrancó a una niña de tres años de los brazos de su madre. No la han vuelto a ver.

“El cerro se les vino encima. El lodo se la quitó de los brazos a la mamá”, relató Contreras Santos. “Necesitamos ayuda. La mamá está mal, toda raspada, y no encontramos a la niña”.

Otros, como la estadounidense Alina Callejas, de California, pedía ayuda médica para su madre, que parecía haber sufrido un derrame cerebral, pero lo mejor que pudieron ofrecerle fue llevarla en camioneta hasta una base militar local para que comiera.

Desesperación por energéticos

La energía eléctrica, gasolina y telecomunicaciones todavía sin restablecerse por completo en el puerto

La energía eléctrica y las comunicaciones telefónicas permanecen colapsadas en gran parte del puerto, donde habitan unas 780 mil personas y donde había miles de turistas pues la ocupación estaba al 50% de los 20 mil cuartos de hotel.

En tanto, la escasez de combustible se suma a la falta de alimentos, agua y electricidad en la zona, lo que agrava el drama. Las familias afectadas ven la gasolina como su única esperanza para escapar de esta difícil situación. Las personas se quejan de las condiciones espantosas en Acapulco y desean abandonar la ciudad, pero se ven obstaculizadas por la escasez de gasolina.

En Acapulco, miles de vehículos se encuentran varados debido a la falta de combustible, y la desesperación por conseguirlo ha saturado las gasolineras. 

Elementos de la Marina tienen el control de las estaciones de servicio para evitar actos de rapiña como ya ocurrieron en supermercados y tiendas departamentales.

Definen Gobierno e IP plan de recuperación

Los sectores público y privado en México acordaron un plan de acción para impulsar la reconstrucción de la infraestructura básica afectada por el impacto del huracán “Otis” en Acapulco, que dejó 27 muertos en Guerrero tras una intensidad récord.

Tras una reunión en Ciudad de México, la Secretaría de Economía (SE) informó en un comunicado que “los empresarios se comprometieron a no encarecer o especular” con los productos y materiales indispensables en medio de la recuperación.

“Las dependencias del Gobierno de México están trabajando estrecha e intensamente para que el Estado de Guerrero, y especialmente el puerto de Acapulco que fue la zona más dañada, puedan ser rehabilitados en el menor tiempo posible”.

Además, la SE informó que el Gobierno federal trabajará de la mano de los empresarios mexicanos para asegurar el abasto y distribución de materiales, bienes y productos necesarios para la reconstrucción y rehabilitación de infraestructura.

Precisó que la prioridad son los hospitales, viviendas, escuelas, drenaje, pavimentación, alumbrado público, hoteles y restaurantes, así como toda la infraestructura indispensable para que no falte lo necesario y haya una pronta recuperación de la zona más afectada por “Otis”.

Durante su conferencia matutina, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su Gobierno tiene como prioridad “poner de pie” lo más pronto posible a Acapulco, ciudad de cerca de un millón de habitantes y uno de los destinos turísticos más importantes de México.

Y adelantó sobre el plan con empresarios para la población afectada por el ciclón que impactó a la región en las primeras horas del pasado miércoles.

Además, el Mandatario dijo que se va a hacer una revisión sobre qué empresas turísticas cuentan con seguro y se hablará con las aseguradoras para que no demoren los trámites.

El Gobierno de México garantizó que cuenta con financiamiento y activará dos fondos por más de 600 millones de dólares para afrontar los daños que dejó el huracán.

En la reunión, el empresariado mexicano estuvo encabezado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que reúne a las 14 organizaciones cúpula del sector privado mexicano.

En el comunicado, la dependencia adelantó que el próximo lunes 30 de octubre, la titular de la secretaría de Economía, Raquel Buenrostro, sostendrá una reunión en Acapulco con la gobernadora Evelyn Salgado, en la que también participarán otros miembros del Gobierno, así como el presidente del CCE, Francisco Cervantes, en representación de los organismos empresariales.

Se indicó que las autoridades y empresarios sobrevolarán el área afectada para establecer dicho plan de acción. 

AP

Según el Gobierno local, se registran daños en 80% de los hoteles de este puerto que vive esencialmente del turismo. EL UNIVERSAL

Puente aéreo ya comienza a regresar a los turistas varados a la CDMX

Un puente aéreo para desalojar a turistas y pobladores y llevar ayuda humanitaria empezó a operar ayer en el aeropuerto internacional de Acapulco, puerto devastado por el huracán “Otis”.

Tres aviones fueron programados durante la mañana de ayer, pues la pista de la terminal aérea no registra mayores afectaciones, detalló el secretario de Defensa, Luis Cresencio Sandoval, durante la conferencia de prensa matutina presidencial.

“Ya se restableció el aeropuerto de Acapulco para un puente aéreo (…) con vuelos diurnos de líneas comerciales para evacuar turistas y población local y van a llegar médicos especialistas”, detalló el funcionario.

Las primeras estimaciones de los daños que deja el meteoro se estiman en unos 15 mil millones de pesos (unos 828 millones de dólares), según la consultora Enki Research, especializada en fenómenos naturales.

Las asociaciones de seguros se dicen listas para agilizar los pagos, pero también cifras de la Comisión Nacional de Seguros y Finanzas apuntan a que de todas las pólizas contra desastres naturales en México, menos de 1% se concentra en Guerrero.

Según el Gobierno local, se registran daños en 80% de los hoteles de este puerto que vive esencialmente del turismo, además de que numerosos comercios y casas han quedado en ruinas y hay calles inundadas de lodo y de árboles, postes y desechos caídos.

Turistas aliviados 

Al aeropuerto llegaron decenas de personas, con maletas y mochilas, para abordar las naves de manera gratuita.

“Estamos muy felices y contentos, agradecidos con la vida, que nos da la oportunidad de continuar”, dijo Clara Elena Albo, originaria de la capital y quien vacacionaba con su esposo.

La terminal aérea luce severamente dañada, con decenas de vidrios rotos y escombros, además de que la torre de control y los sistemas de navegación están destruidos, por lo que los vuelos serán visuales.

“Hubo mucha desesperación, sin respuesta, sin saber cuándo nos íbamos a ir”, dijo Lucina Ahuelican, de 40 años, antes de tomar el vuelo. Con sus dos hijas se quedó varada desde la noche del martes en la terminal.

AFP

Tres vuelos llevaron a turistas a la CDMX para de ahí regresar a sus lugares de origen. AFP

CT 

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Fuente de la Nota: Ante rapiña y fallas, el Ejército intenta tomar el control para ayudar en Acapulco

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button