CULTURA

Muestra en el Cenart recoge los primeros trazos de Toledo

Sementera: Dibujos adolescentes… exhibe 80 piezas realizadas por el artista entre 1956 y 1960 // Son de la colección particular CPK

Foto

▲ Bernardo González Díaz, curador de la exposición y de la colección CPK, refiere que muchos dibujos fueron elaborados en soportes informales, como hojas membretadas, papel cebolla de colores o pedazos de cartón. Arriba, una de las piezas en exhibición.Foto Roberto García

Foto

▲ Los primeros dibujos del artista juchiteco son sin duda de las piezas más icónicas de la historia del arte en México, consideró en entrevista Emilio Payán, director del Munae, en la imagen, ante algunas de la piezas que se exponen en la galería Arte Binario, del recinto de Churubusco.Foto Roberto García

Merry MacMasters

Periódico La Jornada
Sábado 28 de octubre de 2023, p. 2

Los primeros trazos del artista en ciernes Francisco Toledo (1940-2019) se exponen ante los creadores en formación del Centro Nacional de las Artes (Cenart) mediante la exposición Sementera: Dibujos adolescentes de Francisco Toledo, que se inauguró el jueves pasado.

La muestra incluye 80 piezas realizadas entre 1956 y 1960, pertenecientes a la colección particular Ponce Kurczyn (CPK), que los muestra por primera vez.

En el acto inaugural, Emilio Payán, director del Museo Nacional de la Estampa (Munae), recinto que hace unos meses albergó la exposición Cada quien con su Toledo, consideró que los dibujos adolescentes del artista juchiteco sin duda son de las piezas más icónicas de la historia del arte en México.

Payán recordó que el joven Toledo fue influenciado por grandes artistas, como Rufino Tamayo, además de establecer una estrecha relación con pintores y escultores de su generación que, posteriormente, fueron identificados con la famosa Ruptura de la Escuela Mexicana.

Los dibujos adolescentes dan fe de que Toledo fue un artista ciento por ciento original desde los inicios de su carrera, además de un incansable investigador y experimentador del lenguaje plástico. Gracias a Toledo, la cultura mexicana ha trascendido nuestras fronteras como una de las fuerzas más influyentes y de enorme diversidad, que contribuye a nuestras expresiones artísticas, puntualizó el directivo.

Para Luis Ponce Kurczyn, director ejecutivo de la CPK, exhibir la obra en el Cenart, donde se educa a los jóvenes, representa un orgullo y un privilegio para su familia: Queremos servir a la sociedad de la misma forma que Toledo, especialmente en Oaxaca, donde, aparte de lo creativo, siempre se involucró en los temas sociales, al mostrar una parte de su vida que hasta el momento era desconocida.

Ana del Castillo, coordinadora de exposiciones del Cenart, dijo que Sementera resuena en especial para nuestra comunidad, ya que abre la posibilidad de entender el proceso de aprendizaje, experimentación y riesgo por el que transita todo artista.

El título de la muestra se refiere a la idea de las primeras apreciaciones de aprendiz, no de maestro, que después daría frutos en la vasta obra y carrera artística de Toledo, explicó Bernardo González Díaz, curador de la CPK y de la exposición.

Ésta se divide en un módulo introductorio con retratos de perfil académico hechos en la casa de los Metleg, familia amiga de sus padres que cobijó a Toledo cuando llegó a la Ciudad de México a estudiar. Incluso, hizo algunos dibujos en el papel membretado de José A. Metleg. El otro módulo comprende el grueso de la obra, en la que despuntan temas asociados con el quehacer de Toledo, como el mundo animal.

Hay escorzos, retratos y perfiles en un sentido muy de aprendiz, detalló González Díaz. Hay animales, caricatura y naturaleza muerta, además de que en ese momento Toledo empezó a explorar cuestiones de tipo sexual, el bestiario de los animales fantásticos y tópicos relacionados con el mar.

Entonces ya existen elementos gráficos muy perceptibles, aunque todavía desde una perspectiva experimental, acota González Díaz. Fueron hechos en materiales poco formales, como hojas membretadas, papel cebolla de colores o pedazos de cartón.

Respecto de las características identificables con la obra posterior del artista, González Díaz mencionó el empleo de colores cálidos. Además, son dibujos de primera intención; es decir, no encontramos uno solo con un borrón. No hay una sola corrección. También dejan ver su conocimiento de Dubuffet, el arte pictórico infantil y su ánimo de no crear un cosmos demasiado rebuscado, sino lineal y directo.

Muchas de las piezas tienen otro dibujo en su parte posterior, que no se muestra, apuntó el curador. Todas están firmadas, ya sea por atrás; incluso, se percibe la evolución de su firma. Algunas muestran las influencias que tuvo Toledo en su momento, como la yuxtaposición de color de Rina Lazo y del pintor surrealista venezolano Guillermo Silva Santamaría, ambos sus maestros.

Los dibujos fueron resguardados por la familia Metleg, incluso, por el propio don José. Justo antes de que los tuviera la CPK formaron parte de la colección de Simón Alkon. José Luis Martín, hijo del galerista Juan Martín, ayudó mucho a la CPK en la adquisición de las obras, comentó el curador.

Iniciada hace más de una década por Luis Ponce Grande, la CPK consta de alrededor de 280 obras, 110 de la autoría de Francisco Toledo. Dada la fragilidad de los dibujos, realizados con tinta, lápiz y bolígrafo, no pueden exhibirse por periodos prolongados. Por su mal estado, 30 de los dibujos están sujetos actualmente a rigurosos procesos de conservación.

Sementera: Dibujos adolescentes de Francisco Toledo se exhibe hasta el 28 de enero de 2024 en la galería Arte Binario del Cenart (avenida Churubusco 79, colonia Country Club).

Fuente de la Nota: Muestra en el Cenart recoge los primeros trazos de Toledo

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button